Belén Alberto

Quedé encantada con el resultado porque era exactamente la idea que tenía y el dorado quedó del mismo color del cinturón, así que no podía pedir más y a los invitados les encantó también porque se lució bastante porque no llevaba velo ¡fue el protagonista! Y semanas más tarde en la sesión postboda  lo pusimos a modo de diadema... no imaginaba que quedaría tan bien. ¡Así que estupendo todo! Le pienso dar otros usos en próximas bodas que tengo.

Fotografía: La Libélula Films

REF: 0 // Stock: Disponible